Inauguran primera Cumbre Mundial de Acción Climática

Inauguran primera Cumbre Mundial de Acción Climática

Estados Unidos.- La primera Cumbre Mundial de Acción Climática fue inaugurada hoy en San Francisco, California, a fin de inspirar a los dirigentes del mundo a acelerar la lucha contra los gases de efecto invernadero, en el marco del acuerdo de París.

El encuentro de tres días reúne a más de cuatro mil 500 alcaldes, gobernadores, legisladores, empresarios, científicos, ambientalistas y expertos de todo el mundo quienes buscarán alcanzar compromisos relacionados con la lucha contra el calentamiento global como el desarrollo de vehículos eléctricos, impulsar el reciclaje y limitar la deforestación.

La inauguración de la cumbre contó con la participación de Michael Bloomberg, fundador de Bloomberg LP y enviado especial de las Naciones Unidas para la acción climática, y el gobernador de California, Jerry Brown Jr.

Bloomberg y Brown forman parte de la iniciativa “America’s pledge” (La promesa de Estados Unidos), la cual informara los progresos alcanzados por el colectivo y describirá 10 áreas donde las ciudades, pueblos y organizaciones del país pueden centrar su atención para reducir las emisiones rápidamente, incluso sin el apoyo del gobierno federal.

Desde que la Casa Blanca anunció su intención de retirarse del acuerdo de París, más de tres mil ciudades, estados, empresas y otros grupos estadunidenses integraron la organización America's Pledge y declararon su compromiso con el acuerdo de París.

Las integrantes de la iniciativa, que forman la tercera economía más grande del mundo y representan más de la mitad de la población total de Estados Unidos, han intensificando las acciones para reducir la contaminación por carbono y avanzar hacia los objetivos del acuerdo de París.

Mencionaron que por ejemplo, Orlando, Florida, tiene como objetivo obtener el 100 por ciento de su energía de fuentes limpias y está en camino de alcanzar el 20 por ciento en 2020, explicaron.

Los Ángeles ha reducido las emisiones en un 26 por ciento. Para el próximo año, Texas obtendrá más energía de la energía solar y eólica que del carbón.

Pennsylvania promulgó reglas más estrictas para evitar las fugas de metano de sus pozos de gas. El mayor servicio eléctrico de Colorado anunció planes para acelerar el retiro de un tercio de sus plantas de carbón y reemplazarlas con energía limpia.

Y la compañía Walmart tiene como objetivo trasladar el 20 por ciento de su flota de camiones a vehículos eléctricos dentro de cinco años

La administración del presidente Donald Trump ha anunciado su intención de retirarse del acuerdo climático de París y ha buscado debilitar los estándares de eficiencia de combustible de California para los automóviles.

También ha tratado de derogar los límites más estrictos al metano e intentó apuntalar las plantas que funcionan con carbón, indicaron Bloomberg y Brown, quienes, sin embargo, que ninguno de esos intentos ha tenido éxito.

Estados Unidos no puede retirarse legalmente del acuerdo de París hasta noviembre de 2020. California y otros estados han presentado una demanda impugnando el "asalto" de la Agencia de Protección del Medio Ambiente a la eficiencia del combustible.

Los abogados generales de los estados también han acudido a los tribunales para mantener los límites a las fugas de metano. Y las fuerzas del mercado continúan sacando del negocio a las plantas de carbón, ya que los consumidores estadunidenses en estados demócratas y republicanos quieren una energía más limpia y más barata, y el sector privado está dando resultados.

El costo de la energía renovable es ahora más bajo que el carbón en gran parte del país.

Lo que sucede en Washington sigue siendo importante, por supuesto, y tenemos que expulsar del cargo a aquellos que se niegan a reconocer la realidad, aseveró Bloomberg.

Los estadunidenses no esperan que Washington tome medidas porque los beneficios son claros: las empresas están ahorrando dinero invirtiendo en energía limpia y actualizaciones de eficiencia.

Todos reconocen que mejorar la eficiencia energética y reducir la contaminación redunda en su propio interés económico.

Ese tipo de liderazgo continuará impulsando el progreso sobre el cambio climático, sin importar los obstáculos que Washington ponga en el camino, apuntaron Bloomberg y Brown.

Deja tus Comentarios